martes, 29 de abril de 2014

Salsa Bechamel

  En esta ocasión os traigo la receta básica y sencilla de la Salsa Bechamel, la salsa reina de todos los gratinados.


  La bechamel es una salsa espesa de origen francés. Se elabora añadiendo leche a una mezcla de harina sofrita en mantequilla. Su uso principal es en la elaboración de platos gratinados que contienen pasta y/o verduras, solas o con carne o pescado. La receta de esta salsa no se ha modificado sustancialmente a lo largo de los años, aunque el número de ingredientes que se le pueda incorporar para enriquecer su sabor haya ido en aumento los últimos años. La salsa bechamel es una "salsa madre", la base de muchas otras salsas.

  Ingredientes:
  - 700 ml. de leche
  - 4 cucharadas de harina
  - 80 gr. de mantequilla
  - Sal (al gusto)
  - Nuez moscada (al gusto)

  Elaboración:

  1º En un cazo derretir la mantequilla a fuego lento para que esta no alcance mucha temperatura. Agregar la harina y remover con unas barillas formando una crema lisa y sin grumos.


  2º Agregar a esta la nuez moscada y la sal al gusto. Después, poco a poco, echar la leche y remover constantemente. Retirar del fuego cuando la bechamel adquiera la consistencia deseada.


  * Si se va a utilizar en el momento puede quedar un poco espesa pero si es para servir como salsa acompañando un plato, es mejor dejarla más líquida.


 El uso principal que le doy yo a esta salsa es en pastas al horno; 
en los Canelones de Mortadela para gratinar 


y en la Lasaña Vegetal, además de para gratinar, como salsa entre capas que la hace más jugosa.



Como veis, la bechamel es muy sencilla de hacer y las recetas ganan en jugosidad.
Un besito -Sandra von Cake-

16 comentarios:

  1. Hola, sencilla si, pero muy socorrida además para que salga bien tienes que seguir todos los pasos, que si no que si grumos, que si se pega jeje es que soy un desastre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!

      Eso sí, siguiente todos los pasos!! Jejeje

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  2. Ay Sandra, qué salsa más deliciosa... Y lo versátil que es: vistes cualquier receta con ella y se convierte en un plato verdaderamente sabroso.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!!

      No puedo estar más de acuerdo!!! Muy versátil!!!

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  3. Qué haríamos sin ella!! esa lasaña y los canelones tienen una pinta fabulosa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clara!!!

      Pues sí, no se lo que haría yo sin ella!!! Ains.

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  4. me la podría comer a cucharadas jajaja a mi me encanta con mucha pimienta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris!!!!

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  5. Joliiiiin ¡Qué PERFECCIÓN!

    A mi me sale FATAL la bechamel, nunca me queda cremosa. La verdad es que siempre la he hecho con prisas y sin varillas. Probaré a prepararla a tú manera.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisas gracias!!!

      Ya verás que si la preparar de esta forma no se te formarán esos grumos!!!

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  6. Yo muchas veces por pereza la compro ya hecha jajajaja! Pero la verdad q como la casera no hay ninguna!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que para nada da trabajo hacerla!!! Y merece la pena el sabor casero!!!

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar
  7. indispensable para mi!, la utilizo mucho!. Un tutorial buenisimo. besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana!!!

      Yo también lo creo!!

      Un besito,
      Sandra von Cake

      Eliminar